top of page
Buscar

Romántica Paris de la mano de Fely Bosques

Hay ciudades mágicas. Hay ciudades románticas y hay ciudades majestuosas. Hay pocas ciudades que reúnan todas las características anteriores, y, sin duda, París es una de ellas. París es la ciudad que no importa cuántas veces la visites, siempre te va a conquistar.




 

Escritores, pintores, artistas, celebridades y todo tipo de personas han sido cautivadas por los encantos de la Ciudad de la Luz y basta con adentrarse un poco en sus calles y edificios para entender por qué.

 

Tú también déjate seducir por París. Te presento a continuación los lugares más emblemáticos de la ciudad que podrás visitar en unos tres o cuatro días. Sí, no necesitas un mes para captar el alma de esta gran ciudad. Eso sí, es importante reservar un hotel en el centro que te permita visitar los alrededores con calma.

 

Montmatre




 

No puedes perderte el barrio de Montmatre, el París más bohemio. Andando por sus calles llegarás a la Casa Rosa o Maison Rose ubicada en Rue de L’Abreuvoir, que se caracteriza por conservar intactas muchas de sus construcciones de los siglos XVIII y XIX.

 

París es arte y París son sus artistas. No dudes en darte una vuelta por Place du Tertre. En esta plaza encontrarás artistas y pintores. Tómate el tiempo necesario para admirar cómo recrean cualquier rincón de París, desde la Torre Eiffel hasta una esquina pintoresca, ¡o incluso tu rostro!

 

También en Montmatre encontrarás la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús. Visitarla no tiene costo. No dudes en entrar. Es una verdadera joya arquitectónica.

 

No muy lejos de la Basílica del Sagrado Corazón se encuentra el Muro del Amor (Mur des Je T’aime). Está prácticamente saliendo de la estación de Metro Abbesses. Si viajas con tu pareja, este será un momento perfecto para tomarse fotos del recuerdo. Un beso delante del Muro es un clásico.

 

No puede faltar en nuestras recomendaciones el famosísimo Moulin Rouge. Desde el siglo XIX sigue deleitando a los parisinos y a los extranjeros con su ambientación de la Belle Époque y los extravagantes vestuarios de las bailarinas que aquí se presentan. Recuerda reservar con anticipación si quieres disfrutar del espectáculo.

 

Paseo por el río Sena

 



Otro de los momentos obligados en tu visita a París es un paseo por el Sena, paseo que te llevará hasta la Torre Eiffel, el emblema por excelencia de París y de Francia. Si quieres tener una vista de 360 grados de París, no olvides subir al piso 59 de la Torre. También se requiere reservación.

 

Tras visitar la Torre Eiffel, a distancia de unas pocas estaciones de metro, se encuentra el Arco del Triunfo, otro de los grandes emblemas de la ciudad. Podrás subir hasta la terraza, pero ojo, no cruces y esquives autos en la glorieta, cruza por el pasaje subterráneo. Para tener los mejores ángulos para tus fotos, ve por la avenida Champs Elyesee. Ahí tendrás las mejores vistas.

 

Museo de Louvre

 



Un itinerario para conocer a fondo la Ciudad del Amor no estaría completo sin esta vista obligada: el Museo de Louvre.

 

Puedes hacer una visita sencilla y conocerlo solo por fuera: el edificio en sí y su original pirámide de vidrio, obra del arquitecto chino Ieoh Ming Pei, bien valen la pena. Obviamente, lo ideal es una visita al museo apara contemplar la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci y muchas otras obras de arte. Tu decidirás si recorrerlo en dos horas o quedarte todo el día. Eso sí, si piensas entrar, no olvides reservar tu entrada dado que adquirirla ahí será prácticamente imposible.




 

Otra de las joyas que París muestra orgullosa es la Catedral de Notre Dame. Por el momento está cerrada al público a causa de los trabajos de restauración después del incendio ocurrido en 2019, sin embargo, puedes admirarla desde fuera.

 

Barrio Latino




 

Otro de los lugares que no puedes perderte es el Barrio Latino. Muy cerca de la Catedral de Notre Dame nos encontramos este pintoresco barrio, hogar de La Sorbona, una de las universidades más antiguas del mundo y el Panteón, un mausoleo del siglo XVIII donde reposan los restos mortales de célebres personajes de la historia francesa. En esta zona encontramos también las mejores cafeterías de París, muchas de ellas llenas de estudiantes universitarios.

 

Como sugerencia final, te recomiendo reservar en el restaurante Le Ciel de París, donde, además de degustar su excelente gastronomía, tendrás una vista espectacular de la Torre Eiffel y de la ciudad.




 

Además del piso 59 de la Torre Eiffel, otro lugar privilegiado para observar París desde lo alto está en Galerías Lafayette. Sube al roof top desde donde tendrás una vista envidiable. En este lugar hay una gran oferta gastronómica que podrás aprovechar.

 

Y así, hemos logrado recorrer los puntos más emblemáticos de París, desde sus majestuosos monumentos, hasta sus calles más pintorescas pasando por el río Sena y haciendo algunas paradas para saborear un delicioso café acompañado de un croissant.

 

La mejor manera de desplazarte de un lugar a otro es el transporte público, dado que, si bien varios de ellos están en la misma zona, las distancias a cubrir pueden ser considerables. Así podrás aprovechar mejor el tiempo. Y recuerda: no importa cuantas veces visites París, París siempre te volverá a conquistar. Au revoir, París.



12 visualizaciones0 comentarios
bottom of page